Estándar del Dogo de Burdeos 

(Dogue de Bordeaux)

ORIGEN: Francia.

FUNCION ZOOTÉCNICA DE LA RAZA: Perro guardián, de defensa y disuasión.

BREVE RESUMEN HISTORICO: El Dogo de Burdeos es uno de los perros franceses más antiguo, probable descendiente de los Alanos, y en particular del Alano de "vautre", del cual Gastón Phébus (o Fébus), dijo en el siglo XIV en su Libro de Caza, que "sostenía su mordedura más fuerte de lo que harían tres lebreles". La palabra "dogo" aparece a finales del siglo XIV. A mediados del siglo XIX, estos antiguos dogos eran renombrados sólo en Aquitania. Se le utilizaba para la caza mayor (el jabalí), en los combates (a menudo codificados), para cuidar las casas y el ganado al servicio de los carniceros.

En 1863 tuvo lugar en París, en el jardín de Aclimatación, la primera exposición canina francesa.

Los Dogos de Burdeos aparecían bajo su nombre actual. Han existido diferentes tipos : tipo tolousano, tipo parisino y tipo bordelés, que dio origen al dogo actual.

La raza, que había sufrido mucho durante las dos guerras mundiales, hasta el punto de encontrarse en peligro de extinción, después de la guerra de 1939 a 1945 recobró su desarrollo en los años 60.

 - 1er. Estándar ("Carácter de los verdaderos Dogos") Pierre Mégnin, El Dogo de Burdeos, 1896.

 - 2do. Estándar - J. Kunstler, Estudio Crítico del Dogo de Burdeos, 1910.

- 3er. Estándar - por Raymond Triquet, con la colaboración del Doctor Veterinario Maurice Luquet, 1971.- 4to. Estándar - reformulado según el modelo de Jerusalén (FCI) por Raymond Triquet, con la colaboración de Philippe Sérouil, Presidente, y de la Sociedad de Aficionados de Dogos de Burdeos, 1993.

APARIENCIA GENERAL:

Típicamente molosoide braquiocefálico concavilíneo. El dogo de Burdeos es un perro muy poderoso, cuyo cuerpo es bien musculado y de conjunto armonioso. El cuerpo está más bien pegado al suelo, es decir, que la distancia entre el esternón y el suelo es ligeramente inferior a la altura del pecho.

Este es un perro fornido, atlético, imponente y de aspecto muy disuasivo.

PROPORCIONES IMPORTANTES:

      • La longitud del cuerpo, tomada desde la punta del hombro hasta la punta del glúteo, es mayor que la altura a la cruz, en una proporción de 11/10. La altura del pecho es superior a la mitad de la altura a la cruz.
      • La longitud máxima de la caña nasal es igual a la tercera parte de la longitud de la cabeza.
      • La longitud mínima de la caña nasal es igual a la cuarta parte de la longitud de la cabeza.
      • En los machos, el perímetro cefálico corresponde aproximadamente a la altura a la cruz.

TEMPERAMENTO Y COMPORTAMIENTO:

Como antiguo perro de combate, el  Dogo de Burdeos

es un buen perro guardián, lo cual asume con vigilancia y un gran valor, aunque sin agresividad.

Es buen compañero, se muestra muy apegado a su amo y es bien afectuoso.

Es  tranquilo, equilibrado, y muestra un alto grado de respuesta excitativa (reacción). 

 Por lo general, el macho tiene un carácter dominante.

CABEZA: Es voluminosa, angulosa, ancha, bastante corta, y de forma trapezoidal, vista de frente y desde arriba. 

Los ejes longitudinales del cráneo y de la región frontal son convergentes (hacia el frente).


REGION CRANEAL:

    • En los machos, el perímetro del cráneo, calculado a nivel de la parte más ancha, corresponde  aproximadamente a la altura a la cruz.
    • En las hembras, puede ser ligeramente inferior. Su volumen y su forma son consecuencia del gran desarrollo de los huesos temporales, de los arcos superciliares, de los arcos cigomáticos y  de la distancia entre las  ramas del maxilar inferior.

La región superior del cráneo es ligeramente convexa, de un lado a otro.

La depresión  nasofrontal (stop) es bien  marcada, y junto con la caña nasal forma un ángulo casi recto (95 a 100º). La depresión frontal es profunda, atenuándose hacia la extremidad posterior de la cabeza. La frente domina la cara; sin embargo, es mucho más ancha que alta.

La cabeza está surcada de arrugas simétricas a cada lado del surco medio. Estas arrugas profundas e irregulares son móviles, dependiendo de si el perro está atento o no.

REGION FACIAL (cara):                                                              

Trufa: Es ancha, con las ventanas de la nariz bien abiertas, y bien pigmentada según la máscara.

Se acepta la trufa levantada, pero no hundida hacia la cara.
Hocico: Es fuerte, ancho, grueso, aunque no abultado debajo de los ojos. Es bastante corto; el perfil superior es ligeramente cóncavo, con pliegues poco marcados. Ya que su amplitud disminuye a penas hasta su extremo, visto desde arriba presenta por lo general la forma de un cuadrado.  
Con relación a la región superior del cráneo, el margen de la caña nasal forma un ángulo bien obtuso y abierto hacia arriba. Cuando la cabeza está en posición horizontal, el extremo del hocico, que es truncado, grueso y ancho en la base, se encuentra al frente de una línea vertical tangente a la cara anterior de la trufa. Su perímetro equivale aproximadamente a dos tercios del de la cabeza.

Su longitud se sitúa entre un cuarto y un tercio de la longitud total de la cabeza, calculada desde la trufa hasta la cresta occipital. Medidas límites (más de una tercera parte y menos de una cuarta parte de la longitud total de la cabeza), son aceptadas, aunque se encuentra entre estos extremos.

Mandíbulas: Son muy fuertes y anchas. El perro presenta prognatismo inferior (esto es característico de la raza). La cara posterior de los  incisivos inferiores se presenta hacia el frente, y no está en contacto  con la cara anterior  de los incisivos superiores. La mandíbula inferior se encorva hacia arriba. La barbilla está bien marcada, y no debe ni sobre-pasar exageradamente el labio superior, ni estar cubierta por éste.

Dientes: Son fuertes, en particular los caninos. Los caninos inferiores están separados y ligeramente doblados. Los incisivos están alineados, en particular sobre la mandíbula inferior, donde forman una línea aparentemente recta.                                                     

Labio superior: Es grueso, moderadamente colgante  y  retráctil. Visto de perfil, presenta una línea inferior redondeada. Cubre la mandíbula inferior sobre los lados. Al frente, el borde del labio superior está en contacto con el inferior y luego desciende     a cada lado formando una V invertida ensanchada.

Mejillas: Salientes, a causa de un gran desarrollo muscular.

Ojos: De forma ovalada; bien separados. El espacio entre los ángulos internos de los párpados equivale a casi dos veces la longitud del ojo (abertura parpebral). La mirada es franca. La conjuntiva no debe ser aparente. El color va del avellana al pardo oscuro para los dogos con máscara negra.

En los perros con máscara marrón, o sin máscara, se acepta un color menos oscuro, aunque esto no es deseable.

Orejas: Son relativamente pequeñas y de color un poco más oscuro que el pelaje. En el área de la implantación la base anterior está ligeramente levantada. Las orejas deben ser caídas, aunque no deben colgar flojas; el borde anterior debe tocar la mejilla cuando el perro está atento. El extremo inferior  

 es ligeramente redondeado, y no debe sobrepasar el ojo. La implantación es bastante alta, a nivel de la línea superior del cráneo, acentuando aún más su anchura.

CUELLO:
Es fuerte, musculado, casi cilíndrico. Su piel es amplia, floja y flexible. Su circunferencia media es cas igual a la de la cabeza. Está separado de la cabeza por un surco transversal poco acentuado y ligeramente curvo. El perfil superior es ligeramente convexo. La papada, que está bien marcada, comienza a nivel de la garganta, formando pliegues que llegan hasta la región pectoral sin caer en forma exagerada.

El cuello, bien ancho en la base, se funde armoniosamente con los hombros.

CUERPO:

Línea superior: Es bien firme; la espalda debe ser amplia y musculada, la cruz bien marcada, el lomo amplio, bastante corto y sólido. La grupa debe ser moderadamente oblicua hasta el nacimiento del rabo.

Pecho: Es poderoso, largo, alto, amplio y desciende más abajo del codo. La región pectoral es amplia y fuerte, su margen inferior es convexo hacia abajo. Las costillas son bien largas y arqueadas, aunque no en forma de tonel.

La circunferencia del pecho debe ser de 0,25 m a 0,35 m superior a la altura a la cruz.
Línea inferior: Arqueada desde el pecho, que es bien profundo, hasta el vientre, que es bastante levantado y firme; ni caído, ni agalgado.
Rabo: Es bien grueso en la base. Preferiblemente la punta debe alcanzar el corvejón, aunque sin sobrepasarlo. Se presenta bajo, y no está ni doblado, ni anudado, sino suelto. Durante el reposo se presenta caído; se levanta por lo general de 90º a 120º  con relación a esta posición cuando el perro está en acción, sin doblarse sobre la espalda, ni enroscarse.

EXTREMIDADES ANTERIORES:
Son de huesos fuertes; miembros bien musculados.

Hombros: Fuertes, de músculos salientes. La oblicuidad del omoplato es de unos 45º  sobre la horizontal. El ángulo de la articulación escápulo-humeral es de un poco más de 90º.

Brazos: Bien musculados.

Codos: En el eje del cuerpo; ni demasiado pegados a la pared torácica, ni vueltos hacia afuera.

Antebrazos: Vistos de frente, son rectos, o un poco inclinados de afuera hacia adentro, de manera que se  acercan ligeramente al plano medio, sobre todo en los perros de pecho muy ancho.

Vistos de perfil, son verticales.

Región metacarpiana: Fuerte. De perfil, es ligeramente inclinada. Vista de frente, se presenta a veces     

algo hacia afuera para compensar la leve inclinación del antebrazo hacia adentro.

 Pies: Fuertes; los dedos están bien juntos y las uñas son curvas y fuertes. Las almo-hadillas son bien desarrolladas y flexibles. El dogo es digitigrado, a pesar de su peso.

 
EXTREMIDADES POSTERIORES:
Son robustas y de huesos fuertes; buenas angulaciones. Vistas  desde atrás, son bien paralelas y  verticales,  dando la impresión de fortaleza, aún cuando el cuarto trasero sea ligeramente  menos ancho que el delantero.

Muslos: Muy bien desarrollados y gruesos, de músculos aparentes.
Rodilla: Se encuentra en un plano paralelo al plano medio, o ligeramente fuera del mismo.

Piernas: Son relativamente cortas, musculosa; se extienden hasta abajo.

Corvejón: Corto, vigoroso, de ángulo moderadamente abierto.

Metatarso: Robusto; no presenta espolones.

Pies: Son un poco más largos que los anteriores; los dedos están juntos.


MOVIMIENTO:
Es bastante ágil, para un molosoide. Durante el paso, el movimiento es amplio y suelto, a ras del suelo. Las extremidades posteriores tienen un buen impulso, y las anteriores muestran gran amplitud de movimientos, sobre todo durante el trote, que  es el movimiento preferido.

Cuando el trote se acelera, la cabeza tiene tendencia a bajarse, la parte superior se inclina hacia adelante, los pies delanteros se acercan al plano medio,  logrando aun gran alcance delantero del terreno. Pequeño galope con un desplazamiento vertical bastante notable.

El perro es capaz de alcanzar una gran velocidad rodando a ras del suelo en distancias cortas.


PIEL:
Gruesa y suficientemente amplia.


PELO:
Es fino, corto y suave al tacto.


PELAJE:
Color es dentro de toda la gama de los leonados, del caoba al isabelino.

Una buena pigmentación es muy valorizada. Las manchas blancas poco extendidas se aceptan en la región pectoral y en las extremidades de los miembros.


MASCARA:

1) Máscara negra: A menudo es poco extendida, y no debe llegar hasta al cráneo.

Puede estar acompañada de un leve color carbonado sobre el cráneo, las orejas, el cuello y la parte superior del cuerpo. En este caso la trufa es negra.
2) Máscara marrón (antiguamente se le conocía como rojo o bistre), en este caso la trufa es marrón, así  como también el borde de los párpados.
3) Sin máscara: El pelo es leonado; la piel tiene apariencia roja (también se le conocía antiguamente     

como "máscara roja"). En este caso la trufa es rojiza, o rosada.

TAMAÑO: Este debe corresponder aproximadamente al perímetro cefálico.

En los machos: 60 a 68 cm. a la cruz.

En las hembras: 58 a 66 a la cruz.

Se tolerará 1 cm. de menos, y 2 cm. de más.


PESO: En los machos: Por lo menos 50 kg.

En las hembras: Por lo menos 45 kg. 
HEMBRAS: Presentan las mismas características, aunque menos marcadas.

FALTAS: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados debe considerarse como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar.


FALTAS GRAVES

      • Hiperagresivo, o temeroso.
      • Cabeza corta y redonda, con ojos saltones.
      • Hipertipo bulldog (cráneo chato, la caña nasal mide menos de 1/4 de la longitud total de la cabeza).
      • Desviación lateral notable de la mandíbula.
      • Incisivos siempre visibles, aún cuando la boca esté cerrada.
      • Espalda arqueada (convexa).
      • Rabo que presenta vértebras unidas, pero que no está desviado.
      • Pies delanteros tornados hacia adentro, aunque sea levemente.
      • Pies delanteros exageradamente tornados hacia afuera.
      • Muslos planos.
      • Angulo del corvejón demasiado abierto (angulación recta).
      • Ángulos demasiado cerrados, perro debajo de si mismo por detrás.
      • Corvejón de vaca, o en tonel.
      • Paso "de muleta" en zancas, o balanceo marcado en la parte posterior.
      • Jadeo excesivo; respiración gutural.
      • Color blanco en la extremidad del rabo, o sobre la región anterior de las extremidades, sobre el carpo, y el tarso.


 FALTAS ELIMINATORIAS:

      • Cabeza larga y estrecha, con una depresión naso-frontal poco acentuada, y una caña nasal que mide más de 1/3 de la longitud total de la cabeza (cabeza que se aparta del tipo).

      • Caña nasal paralela a la línea superior del cráneo, o inclinada. Caña nasal abultada.

      • Torsión de la mandíbula.

      •  Dogo que no presenta prognatismo inferior.

      • Caninos constantemente visibles, aún con la boca cerrada.

      •  Lengua constantemente visible, aún con la boca cerrada.

      •  Rabo al mismo tiempo anudado y desviado hacia el lado, o torcido (en forma de tirabuzón).

      • Rabo atrofiado.

      • Antebrazo torcido, con una región metacarpiana muy hundida.

      • Angulo del corvejón abierto hacia atrás (tarso desviado hacia el frente).

      • Color blanco sobre la cabeza, o sobre el cuerpo. Pelaje de otro color que no sea leonado.

      • Defecto que incapacita en forma notable.

NOTA: Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.  

 

Proporciones del Dogo de Burdeos:


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A.: Altura a la cruz = contorno de la cabeza.
B.: Perímetro del pecho tomado al nivel de los codos = altura a la cruz + 25 a 30cm.
C.: Longitud del cuerpo (escapula-isquion)
D.: Longitud de la cabeza del occipital a la trufa = Fx3
E.: Cráneo del occipital al stop = Fx2
F.: Longitud del caño nasal (maxima:D/3; mínima: d/4)
G.: Anchura del cráneo visto de frente = gran base del trapecio
H.: Anchura de la punta del hocico = pequeña base del trapecio

 

Región Facial:

 
Fig. 1: Buena cabeza trapezoidal vista de frente
Fig. 2: Buena cabeza visa de perfil
Fig. 3: Depresión fronto-nasal (o stop) formando con el caño nasal un ángulo
           casi recto (95 a 100º)
Fig. 4: El caño nasal forma con la línea superior del cráneo un ángulo muy obtuso
           y abierto hacia arriba
Fig. 5: Prognatismo correcto con buena cobertura de la mandíbula inferior
Fig. 6: Orejas descolgadas

Estudio del perfil de la cabeza:

Fig. 1: Buena cabeza vista de perfil.
Fig. 2: Prognatismo exagerado.
Fig. 3: Mandíbulas de igual longitud =prognatismo insuficiente o inexistente.
Fig. 4: Caño nasal casi paralelo a la línea superior del cráneo.
Fig. 5: Cabeza ligeramente de bulldog. Caño nasal demasiado corto con un hocico
           pegado bajo los ojos.
Fig. 6: Hocico largo con stop insuficientemente acusado.

 

Aspecto general del Dogo de Burdeos:


 

La cola del Dogo de Burdeos:

Fig. 1: Buen porte de cola.
Fig. 2: Buen porte de cola.
Fig. 3: Cola desviada.
Fig. 4: Cola rota y desviada (no confirmable).
Fig. 5: Cola corta (no confirmable).
Fig. 6: Cola anudada.


Estudio del cuerpo visto de frente:

 
Estudio de perfil de los miembros posteriores:


Fig. 1 y 2:
Buena angulación de los miembros posteriores.
Fig. 3 y 4: Angulación insuficiente. Corvejón derecho, dogo más alto de detrás.
 

Miembros posteriores del Dogo de Burdeos:

Fig. 1: Aplomos posteriores correctos.
Fig. 2: Junta de detrás.
Fig. 3: Corvejones demasiado cerrados (corvejones de vaca).
Fig. 4: Corvejones abiertos.
 
Miembros anteriores del Dogo de Burdeos

Fig. 1: Aplomos correctos.
Fig. 2: Pie normal, de perfil, de cara.
Fig. 3: Perro patizambo del pie.
Fig. 4: Pato.
Fig. 5: Región metacarpiana demasiado oblicua.
Fig. 6: Pato, anteriores torcidos.
Fig. 7: Región metacarpiana demasiado oblicua(aplastada) con pie aplastado visto  
           de frente.

 


ARRIBA

 


Home | Nuestro Club | Revista | Normas | Títulos  | Exposiciones | Criaderos | Links | Contáctenos

 
Diseño Web y Hosting

2Redes

DHTML Menu By Milonic JavaScript